martes, 15 de octubre de 2013

Un mundo al derecho y al revés

Como es sabido, los árabes leen de derecha a izquierda. Esto incluye también la interpretación de   imágenes que describen una secuencia "lógica".Para darles un ejemplo, la ilustración del antes obeso -a la izquierda- y después esbelto -a la derecha-  en un contexto árabe se  podría perfectamente presentar a  la inversa: a la izquierda el esbelto y a la derecha el obeso.

En otras situaciones, la obligada tendencia hacia el lado derecho se ve también manifiesta, por ejemplo, cuando se entra a una mezquita, lo cual se debe hacer con el pie derecho -todo lo contrario a cuando se entra a un baño, lo cual se hace con el izquierdo-;o si dos personas van a ingresar a un recinto al mismo tiempo, el que está al lado  izquierdo le cederá el paso al que está al lado derecho; y no nos olvidemos del manejo y consumo de alimentos, situación en la cual la mano izquierda no es para nada invitada.

La consideración cultural de la costumbre árabe de iniciar ciertas acciones por el lado derecho fue precisamente la que no tuvo en cuenta un comercial de la multinacional Coca-Cola cuando hace algunos años quiso incursionar su producto en países del Golfo Arábigo.

La publicidad -a la sazón- era presentada en tres escenas: Primera escena: un hombre agotado tirado en el suelo. Segunda escena: el hombre toma Coca-Cola. Tercera escena: el hombre se levanta energizado y sale corriendo.Un árabe, abordando la secuencia de escenas de derecha a izquierda, la interpretaba de la siguiente manera: Primera escena: un hombre se levanta energizado y sale corriendo. Segunda escena: el hombre  toma  Coca-Cola. Tercera escena: el hombre queda agotado y tirado en el suelo.

Presentado de esta manera, el potencial consumidor del desierto pensaba  que la bebida tenía un efecto  que agotaba a las personas después de haber estado energizadas.

Con semejante debut, la famosa gaseosa entró al  contexto árabe con el pie izquierdo obligándola a pasar su trago amargo y, claro, a dar un reversazo. Como a los fabricantes de artículos deportivos Puma en otro blog, les faltó a los ejecutivos de la popular cola, hacer el imperioso e ineludible marketing cultural.

Personalmente, me toca muchas veces lidiar con este mundo al revés cuando los estudiantes me envían sus  escritos desde sus computadores con formato y software árabe. Para hacerles comentarios, la herramienta de word me obliga a escribir de derecha a izquierda, labor  dispendiosa especialmente cuando se quiere agilizar el  trabajo.

El mundo  visto de derecha a izquierda está presente en  otras situaciones del diario vivir árabe.Para ilustrar lo anterior, les comparto las siguientes imágenes.Note el lomo de los libros y el del periódico al lado derecho. La  portada de un libro y la primera página de un periódico se abren hacia la derecha.Observe el grueso de la información de la página de google al lado derecho y la  información de los teléfonos de emergencia en versión Medio Oriente y occidental.Vemos entonces que en el mundo árabe la derecha gana por  amplia mayoría.

 






























Marcelino Torrecilla N (matorrecc@gmail.com)